27.6.06

domingo, 27.06.1806 – incidente en la Fonda

“Después de asegurar nuestras armas, instalar guardias y examinar varias partes de la ciudad, lo más de nosotros fuimos compelidos a ir en busca de algún refrigerio” así anota el capitán Alexander Gillespie, su primer actividad, en la tarde del 27 de junio de 1806, cuando Buenos Aires ya era una perla más del Imperio Británico. Beresford conferenciaba con Quintana para definir un texto definitivo a la capitulación; los regimientos españoles habían entregado sus armas (no sin tensión) y la tropa británica estaba licenciada.

En esa noche tormentosa, los oficiales ingleses se animaron a transitar por las calles oscuras de Buenos Aires, en busca de algún lugar para comer. Así dieron hasta la fonda de Los Tres Reyes, en la calle del Santo Cristo (actual 25 de Mayo), frente a la plaza, propiedad de Juan Boncillo. Los acompañaba Ulpiano Barreda (“criollo civil que había residido algunos años en Inglaterra” lo cita Gillespie) que hacía las veces de intérprete de los invasores.

La fonda dispuso de huevos y tocino, lo único que podía ofrecer a esas horas, donde también estaban algunos soldados españoles, desarmados horas antes. “A la misma mesa se sentaban muchos oficiales españoles con quien pocas horas antes habíamos combatido, convertidos ahora en prisioneros con la toma de la ciudad, y que se regalaban con la misma comida que nosotros” señala Gillespie. Pero el capitán le llamó la atención la joven moza que servía las mesas, que no disimulaba un profundo disgusto en su rostro. Gillespie, con Barreda de traductor, le pidió que expresara, sin temor a ninguna represalia, que le expresara el porqué de su disgusto. La joven moza agradeció la disposición del oficial inglés y, en voz alta, volviéndose a los españoles de la mesa próxima, expresó: “Desearía, caballeros, que nos hubiesen informado más pronto de sus cobardes intenciones de rendir Buenos Aires, pues apostaría mi vida que, de haberlo sabido, las mujeres nos habríamos levantado unánimemente y rechazado los ingleses a pedradas”. Gillespie señala que este discurso “agradó no poco a nuestro amigo criollo” .

5 Comments:

Anonymous Granadero Ezequiel Gonzalez said...

Hola, soy miembro de los Granaderos de Buenos Ayres , buenisimo el blog, siga asi camarada!!!


saludos!!!

11:24 p. m.  
Blogger Consejo de Indias said...

Tengo fotos de la recreacion de ensenada, si queres te las puedo pasar

2:41 a. m.  
Blogger SCSP said...

Muchas gracias por los elogios al weblog y desde ya, bienvenidas las fotos de la recreación o el links de dónde estén albergadas para publicarlo en este sitio.

8:59 p. m.  
Blogger Consejo de Indias said...

te dejo mi mail, mecaidelbanquito@hotmail.com, yo te las mando al gmail en cuanto tenga todas las de barragan, saludos!!

3:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excelente, todos los comentarios,
ahora voy a chequear muchos apellidos
con loo que ocurre solo 4 años despues
Mayo de 1810.Y tambien con la Insurrecion
de Alzaga 1812.
Alberto
Rosario (Sta.Fe)
agnodel@gmail.com

7:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home